Termoestimulación

La termoestimulación es el resultado de la aplicación del calor gracias a una radiación infrarroja y por otro un tratamiento de electroterapia al aplicar una corriente de estimulación. Se aplican ambos procesos a la vez con un mismo aparato desencadenando una serie de reacciones metabólicas que ayudan a activar la actividad celular. Es de gran ayuda para combatir multitud de problemas como son la piel de naranja, el sobrepeso, la flacidez, retención de líquidos… etc.

Este es un tratamiento que activa de forma muy intensa los sistemas orgánicos circulatorio, linfático, metabólico y muscular. Gracias a que en realidad son dos tratamientos en uno, se obtienen muy buenos resultados en menor número de sesiones que además son más cortas en comparación con otros tratamientos.

La resultante de este tratamiento es una disminución en la viscosidad de los fluidos corporales, que consigue que se puedan eliminar de forma mucho más efectiva los productos de desecho y toxinas que quedan en el tejido, así como las grasas presentes en el interior de los adipocitos.

Los efectos que produce son: Depuración eficaz (eliminación de toxinas), igualación del tejido adiposo subcutáneo remodelando la silueta, activación del metabolismo, activación de la circulación sanguínea, relajación muscular. Siendo beneficioso en casos de diferentes formas de celulitis, reafirmación, sobrepeso, tonificante, relajante, remodelante, drenante, estimulante, y etapa post-parto.

Nos ocupamos de lo que es importante para ti

Sentirse bien con uno mismo